sábado, 15 de septiembre de 2007

Je, je,...


7 comentarios:

aontos dijo...

Entre las marismas perdidas, de los abismos del mar lo traído por los hijos de Poseidón. Cayeron de los cielos mil soles de fuego cuando las estrellas vislumbraron el dulce rostro de la amada dama. Entonces los corazones se compulgieron, pero más fuertes eran sus anhelos en tanto ellos eran la muesta del poder de los eones y de todas las eras de la humanidad.

Ya se fueron por las playas los llantos de las flores, flotando como globos al aire entre espumosas olas. Ya desde los abismos la inmensidad de las caídas tan sólo demostraba a cuanto quedan los cielos de la tierra, pero a menos de lo que quedan los empujones de los sueños.

aontos dijo...

Jeje... Q tal tu paseito de vacaciones angelito, has visto mundo, has soñado más, y lo más importante tráes sangre fresca que inflamen nuestras pasiones?

Bruno dijo...

Ansioso de ver tus surrealistas aventuras ;)

Lui Sin dijo...

Aontos, pues no alzó el otro los párpados apenas y dijo: "¿Lo que vale la semblanza, quieres que olvide yo, de olas serenas? ¿Qué ponga en monstruo aleve confianza pretendes por ventura? ¿Me encadenas porque entregue mi rey a la mudanza de mar y viento, de quien tantas veces probé las veleidades y dobleces?".

Prontico, Bruno, prontico...

aontos dijo...

Dijeron los vientos que venían rugiendo con la voz de las arpías. Un ensordecedor eco que destrozaba tímpanos. Mas la pureza del corazón sabía que de la embravecida mar sólo se llega a los abismos cuando somos tan miserables como para darle al mar su sustento. En almas se pagan almas de peces, el otro tanto es de su voracidad...

aontos dijo...

A la tette du la grad armé!!!

LOS FRANCESES VUELVEN A LA GUERRA.

Estará con ellos el fantasma de Napoleón, ahora no caerán las nieves más los páramos estériles devoran hasta las conciencias más infladas. Jodé si ya lo dije, ¡¡¡Segnolene, ven a salvarnos, que arde París!!!

Lui Sin dijo...

Más bien el espiritu de De Gualle... Están locos estos franceses